• Dra. Jaclyn Guardia

Consejos para cuidar tu piel con un presupuesto limitado

Seamos sinceros, en la industria de la belleza mantenerse joven no es necesariamente económico. Sin embargo, podemos sacarle el máximo provecho a nuestro presupuesto si hacemos una adecuada combinación de hábitos preventivos y escoger eficazmente nuestras inversiones.


Son tres elementos muy importantes a tomar en cuenta para lograr los mejores resultados:

1. Primero NO hacer daño.


Minimiza los productos y hábitos que dañan tu piel. Quizá en el momento no notes el daño pero ser muy agresivos puede provocar irritaciones leves y crónicas que son acumulativas y se traducen en piel envejecida, seca y opaca en un futuro, además que es más propensa a brotes.


Para eso es importante seguir estos consejos:


Evita productos con ingredientes irritantes y fragancias ya que pueden provocar o empeorar manchas y daños en la piel.


Evita lavados y exfoliaciones excesivas. Estos hábitos remueven los hidratantes naturales de tu piel y la vuelven áspera y sin brillo.


Prefiere productos gentiles. Siempre escoge productos que sean suaves que no interfieran tanto con las funciones de la piel.


2. Protege tu piel y evita agresores internos y externos


Nuestra piel funciona como una barrera y constantemente se encuentra expuesta a factores externos que la van debilitante progresivamente. Las radiaciones ultravioletas provenientes del sol son la principal fuente de envejecimiento cutáneo. Sé obsesivo con el protector solar y todos los métodos que tengas a disposición contra los agentes externes: gorras, ropa protectora, gafas, etc.


Incluye en tu rutina antioxidantes tópicos que también ayudan a amortiguar los elementos en el ambiente como la contaminación urbana.


3. Empieza temprano y enfócate en la prevención.


Es un hecho que si no queremos o podemos gastar mucho en tratamientos, es fundamental prevenir, no hay de otra.


En lugar de gastar en tantos productos o tratamientos sin orientación que no van a lograr cambios realmente significativos, prefiere ahorrar e invertir tu dinero en intervenciones preventivas y de mantenimiento por lo menos una vez al año, asesorado por tu dermatólogo.


Tratamientos para estimular colágeno, toxina botulínica y otros, si se realizan de manera oportuna, son ideales para mantenimiento. Es más económico mantenerse joven que esperar que los cambios sean demasiado importantes e intentar revertirlos. Se requerirá mayor presupuesto y tiempo.


Sigue estos consejos y, junto a un estilo de vida saludable, verás cambios importantes en tu piel.

31 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo