top of page

¿Demasiado Joven para Procedimientos Cosméticos?

¿Desde qué edad es seguro realizarse procedimientos cosméticos? Me refiero principalmente a inyectables tales como rellenos, toxina botulínica (bótox)  y bioestimuladores de colágeno.

 

Para responder esta pregunta debemos evaluarlo desde un punto de vista fisiológico conociendo cómo funciona el envejecimiento de la piel y desde un punto de vista ético, ya que como médicos nuestra obligación es salvaguardar la salud de nuestros pacientes, independientemente a las peticiones de ellos mismos y  las tendencias y poder orientarlos de una manera adecuada. Por lo que es un tema controversial. 


¿La edad correcta para empezar? ¿Qué tan joven es muy joven?

 

Recordar que en medicina no hay absolutos. Es decir, la edad es meramente  un número. No podemos comparar a dos personas de una misma edad cronológica y encasillarlos en cuanto a sus necesidades. El proceso de envejecimiento es individual para cada persona y es el resultado de diferentes factores tanto internos como externos a los  que ha estado sometido esta persona tales como: la genética, la raza, el grupo étnico, el estrés, la exposición solar o a otros contaminantes, la alimentación, factores hormonales, embarazos, enfermedades, etc.

 

Los tratamientos deben ser indicados según las necesidades de cada persona y debemos recordar que la dermatología cosmética no solamente mejora la apariencia sino también tiene un impacto importante en la autoestima y la salud mental.

 

Se observado en diferentes estudios médicos que alrededor de los 25 años comienza a haber alteración importante en la calidad del colágeno en nuestra piel. Esta molécula,  que se encarga de conferirle sostén y que trabaja íntimamente con el ácido hialurónico  para dar luminosidad e hidratación, comienza a disminuir y como resultado, empiezan a manifestarse los primeros signos de envejecimiento como  son la flacidez, las arrugas y alteraciones en la textura de la piel. Por lo que, a esta edad considero que es coherente comenzar con tratamientos antienvejecimiento.

 

Importante: al evaluar un paciente relativamente joven, entre 18 y 25 años de edad, se le debe realizar un examen físico exhaustivo para investigar los antecedentes médicos mentales y emocionales de esta persona. Y determinar los tratamientos óptimos que le den un resultado tanto a corto plazo y que no sean perjudiciales a largo plazo.

 

Los principales motivos para buscar tratamientos cosméticos son: Embelllecimiento, rejuvenecimiento y tratamiento de secuelas de condiciones clínicas o enfermedades.

 

El rejuvenecimiento es el tratamiento de los signos producidos por el proceso del envejecimiento. En pacientes jóvenes que buscan tratamientos cosméticos por lo general tienen pocos signos de envejecimiento como  arrugas y flacidez y buscan  embellecimiento, que son procedimientos para resaltar aquellas caracteristicas positivas y corregir o disimular aquellas que no nos gustan tanto. El resultado es un rostro más armónico y atractivo. Estos tratamientos cosméticos, por lo general, se realizan en áreas localizadas para mejorar la apariencia de la misma.

 

Los procedimientos más buscados en pacientes jóvenes son:

 

Tratamientos de luminosidad, manchas y cicatrices: se indica skincare, peelings, uso de tecnología como láser, radiofrecuencia, microagujas.

 

Rellenos: entre los más solicitados son relleno de ojeras, labios y contorno mandibular, nariz.

 

Toxina botulínica: conocida como baby botox, en mayores de 25 años o según la necesidad.

 

Otro grupo de pacientes jóvenes en los que estaría indicado el tratamiento de cosméticos son aquellos pacientes que presentan secuelas estéticas de condiciones clínica. Por ejemplo, pacientes con cicatrices acné, manchas, estrías, flacidez por pérdida de peso, pacientes con secuelas de alguna enfermedad sistémica que presentaron a temprana edad. Por lo que lo que el tratamiento cosmético basado en la ciencia y la medicina es una excelente ayuda.

 

Consideraciones importante al tratar pacientes jóvenes:

 

·       Siempre pensar en el efecto a largo plazo

·       Evaluar posibles consecuencias mentales y emocionales

·       No es ético seguir tendencias

·       Evitar transformaciones que luego que pasen las tendencias vayan a crear estrés psicológico

·       Ser prudente con la cantidad de jeringas

·       Usar sólo productos temporales y reabsorbibles

·       Evitar cambios potencialmente permanentes

·       Espaciar frecuencia entre aplicaciones

·       Guiar al paciente sobre su estilo de vida integral. Que la búsqueda temprana de tratamiento antienvejecimiento vaya acompañado con un estilo de vida saludable.

·       Ética y acompañamiento: debido al ímpetu de los jóvenes e insistencia en encajar en grupos o parecerse a sus similares pueden caer en malas manos.

 

 ¡Alerta!

 

Es peligroso que desde edades tempranas se tenga expectativas irreales de belleza y que sólo puedan ser alcanzadas con intervenciones constantes con riesgos a largo plazo.

 

En conclusión, la misión de la medicina cosmética de mejorar la apariencia de la piel no se limita según la edad, sino debe ser realizada de manera personalizada y evaluando el transfondo de cada paciente.

 

De la misma manera que no es ético recomendar tratamientos innecesarios con posible secuelas físicas y mentales, tampoco lo es negar un tratamiento a alguien que lo necesita en base solo a su edad. Lo importante es buscar conscienzudamente al profesional con conocimiento, experiencia y ética. Y sobre todo, que no tema decir NO o ya es suficiente.



21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page